Saltar al contenido

5 datos sobre el vapeo que debes conocer

Si ha pensado en dejar de fumar, no está solo. Casi 7 de cada 10 fumadores afirman querer dejarlo. Dejar de fumar es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud: fumar perjudica a casi todos los órganos del cuerpo, incluido el corazón. Casi un tercio de las muertes por cardiopatías son consecuencia del tabaquismo y del tabaquismo pasivo.

Puede que tenga la tentación de recurrir a los cigarrillos electrónicos (e-cigarrillos, vapeadores y otros dispositivos de vapeo desechables y no desechables) como forma de facilitar la transición de los cigarrillos tradicionales a no fumar en absoluto. Pero, ¿es mejor fumar cigarrillos electrónicos (también llamados vapeadores) que consumir productos del tabaco? ¿Pueden los cigarrillos electrónicos ayudarle a dejar de fumar de una vez por todas? El Dr. Michael Blaha, director de investigación clínica del Centro Johns Hopkins Ciccarone para la Prevención de las Enfermedades Cardíacas, comparte información sanitaria sobre el vapeo.

1: Vapear es menos perjudicial que fumar, pero sigue sin ser seguro.

Los cigarrillos electrónicos calientan nicotina (extraída del tabaco), aromas y otras sustancias químicas para crear un aerosol que se inhala. Los cigarrillos de tabaco normales contienen 7.000 sustancias químicas, muchas de las cuales son tóxicas. Aunque no sabemos con exactitud qué sustancias químicas contienen los cigarrillos electrónicos, Blaha afirma que “casi no hay duda de que vapear te expone a menos sustancias químicas tóxicas que fumar cigarrillos tradicionales”.

Sin embargo, ha habido un brote de lesiones pulmonares y muertes asociadas con vaping. En febrero de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) confirmaron 2.807 casos de lesiones pulmonares asociadas al uso de e-cigarrillos o vaping (EVALI) y 68 muertes atribuidas a esa afección.

“Estos casos parecen afectar predominantemente a personas que modifican sus dispositivos de vapeo o utilizan e-líquidos modificados en el mercado negro. Esto es especialmente cierto en el caso de los productos de vapeo que contienen THC”, explica Blaha.

Los CDC han identificado el acetato de vitamina E como una sustancia química preocupante entre las personas con EVALI. El acetato de vitamina E es un agente espesante utilizado a menudo en los productos de vapeo con THC, y se encontró en todas las muestras de líquido pulmonar de pacientes con EVALI examinadas por los CDC.

Los CDC recomiendan que las personas

No utilicen cigarrillos electrónicos o productos de vapeo que contengan THC.
Evitar el uso de fuentes informales, como amigos, familiares o vendedores en línea para obtener un dispositivo vaping.
No modifiquen ni añadan sustancias a los dispositivos de vapeo que no sean las previstas por el fabricante.
Una investigación de la Universidad Johns Hopkins sobre ingredientes para vapear publicada en octubre de 2021 revela la existencia de miles de ingredientes químicos en los productos para vapear, la mayoría de los cuales aún no han sido identificados. Entre los que el equipo pudo identificar había varias sustancias potencialmente nocivas, como la cafeína, tres sustancias químicas nunca antes encontradas en los cigarrillos electrónicos, un pesticida y dos aromatizantes relacionados con posibles efectos tóxicos e irritación respiratoria.

2: Las investigaciones sugieren que fumar es perjudicial para el corazón y los pulmones.

La nicotina es el principal agente de los cigarrillos normales y los cigarros electrónicos, y es altamente adictiva. Provoca ganas de fumar y síntomas de abstinencia si no se hace caso. La nicotina es una sustancia tóxica. Aumenta la tensión arterial y la adrenalina, lo que incrementa el ritmo cardíaco y la probabilidad de sufrir un infarto.

¿Es malo para la salud? Hay muchas incógnitas sobre el vape, como qué sustancias químicas componen el vapor y cómo afectan a la salud física a largo plazo. “La gente tiene que entender que los cigarrillos electrónicos son potencialmente peligrosos para la salud”, dice Blaha. “Los datos emergentes sugieren vínculos con enfermedades pulmonares crónicas y asma, así como asociaciones entre el uso dual de los cigarrillos electrónicos y el tabaquismo con enfermedades cardiovasculares. Te estás exponiendo a todo tipo de sustancias químicas que aún no comprendemos y que probablemente no sean seguras.”

3: Los cigarrillos electrónicos son tan adictivos como los tradicionales.

Tanto los cigarrillos electrónicos como los normales contienen nicotina, que según las investigaciones puede ser tan adictiva como la heroína y la cocaína. Y lo que es peor, según Blaha, muchos consumidores de cigarrillos electrónicos obtienen incluso más nicotina de la que obtendrían de un producto de tabaco combustible: Los usuarios pueden comprar cartuchos extrafuertes, que tienen una mayor concentración de nicotina, o aumentar el voltaje del cigarrillo electrónico para obtener una mayor dosis de la sustancia.

4: Los cigarrillos electrónicos no son la mejor herramienta para dejar de fumar.

Aunque se han promocionado como una ayuda para dejar de fumar, los cigarrillos electrónicos no han recibido la aprobación de la Food and Drug Administration como dispositivos para dejar de fumar. Un estudio reciente ha revelado que la mayoría de las personas que pretendían utilizar los cigarrillos electrónicos para dejar el hábito de la nicotina acabaron consumiendo cigarrillos tradicionales y electrónicos.

A la luz del brote de EVALI, los CDC aconsejan a las personas que utilizan cigarrillos electrónicos para dejar de fumar que sopesen los riesgos y los beneficios y que consideren primero el uso de otras opciones para dejar de fumar aprobadas por la FDA.

5: Una nueva generación se engancha a la nicotina.

Entre los jóvenes, los cigarrillos electrónicos, especialmente los desechables, son más populares que cualquier producto de tabaco tradicional. Según la Encuesta Nacional sobre el Tabaco en los Jóvenes de 2021, más de 2 millones de estudiantes estadounidenses de secundaria y bachillerato declararon haber consumido cigarrillos electrónicos en 2021, y más de 8 de cada 10 de esos jóvenes consumían cigarrillos electrónicos de sabores.

Según Blaha, hay tres razones por las que los cigarrillos electrónicos pueden resultar especialmente atractivos para los jóvenes. En primer lugar, muchos adolescentes creen que es menos perjudicial que fumar. En segundo lugar, los cigarrillos electrónicos tienen un coste por uso inferior al de los cigarrillos tradicionales. Por último, a jóvenes y adultos les atrae la ausencia de humo. Al no oler, los cigarrillos electrónicos reducen en parte el estigma de fumar.

“Lo que más me preocupa del auge del vapeo es que personas que de otro modo nunca habrían fumado, sobre todo jóvenes, están adoptando este hábito”, afirma Blaha. “Una cosa es pasar de fumar cigarrillos a vapear. Otra muy distinta es iniciarse en el consumo de nicotina con el vapeo. Además, engancharse a la nicotina suele llevar a consumir productos de tabaco tradicionales más adelante”.

Las investigaciones de los CDC muestran que el consumo de tabaco entre los jóvenes ha disminuido algo desde 2020. Que los niños estén atrapados en casa bajo la supervisión de sus padres durante la pandemia de COVID-19 podría contribuir a esa tendencia.

Sin embargo, según Blaha, la interpretación de los datos es complicada, ya que los jóvenes cambian sus preferencias a menudo y, cuando se les encuesta, puede que no consideren el uso de productos desechables como las “barritas” como vapeo. El mismo informe de los CDC dice que el uso de cigarrillos electrónicos desechables ha aumentado un 1,000% entre los estudiantes de secundaria y un 400% entre los estudiantes de secundaria desde 2019.

El vapeo y la pandemia de COVID-19

Según Blaha, cuando empezó la pandemia de coronavirus, los datos muestran que las ventas de cigarrillos electrónicos disminuyeron, posiblemente porque la gente pasaba más tiempo en casa y evitaba las tiendas y las zonas públicas.

Pero Blaha observa una tendencia que le preocupa: el aumento de las tasas de consumo diario de cigarrillos electrónicos entre todos los usuarios. “El número de personas que vapeaban a diario solía ser 1 de cada 5, pero ahora ha aumentado bastante, lo que es preocupante porque implica una mayor adicción a la nicotina. Lo vigilo de cerca”.

El vapeo, el tabaquismo y otros irritantes pulmonares pueden agravar los problemas respiratorios asociados a la COVID-19.

¿Quiere dejar de fumar?

Existe una estrecha relación entre el tabaquismo y las enfermedades cardiovasculares, y entre el tabaquismo y el cáncer. Pero cuanto antes deje de fumar, antes podrá su organismo recuperarse y repararse. Hable con su médico sobre qué programa o herramientas para dejar de fumar serían mejores para usted.

    Related Posts

    ¿A qué potencia debo vapear?
    March 25, 2024
    ¿A qué potencia debo vapear?

    ¿Alguna vez ha deseado tener un mayor control sobre su experiencia de vapeo? Tal vez le gustaría que su dispositivo...

    Leer más
    ¿Vapear tiene calorías?
    March 20, 2024
    ¿Vapear tiene calorías?

    En este artículo, analizaremos rápidamente si vapear tiene calorías o no, si puede hacerte ganar peso y si interfiere con...

    Leer más
    Drawer Title

    Bienvenido a Take a vape

    Verificación de Edad

    Las marcas de vapes más reconocidas a nivel mundial ahora aterrizan en Perú, ¡solo en Take a Vape!

    Productos no apto para menores de edad

    Contienen nicotina, sustancia adictiva y prohibida para menores. La venta no está permitida ni con consentimiento parental.

    Productos similares